PERÚ: Puno e Islas del Lago Titicaca

Como llegamos muy tarde a Puno el día anterior, contratamos la excursión directamente en el hotel donde nos alojamos, los precios eran muy similares a lo que habíamos visto en internet.

Hay varias opciones para realizar la visita a las islas habitadas del Lago Titicaca. En lo referente a la duración puede elegirse:

  • de medio día y así se visita únicamente la isla de los Uros
  • de un día entero y con ello se visitan las islas: Uros y Taquile
  • de dos días, se ve lo mismo que en la anterior pero además se hace noche en la isla Amantani
En lo referente al medio de transporte puede elegirse entre: lancha normal o rápida, esta última es la que elegimos nosotros para poder llegar antes a Puno y tener la tarde para conocerlo.

Datos prácticos excursión Islas Lago Titicaca

  • Salida: recogida en el hotel a las 7.30 de la mañana
  • Llegada: al hotel de Puno sobre las 16.30 horas
  • Empresa contratada: reservamos en el hotel que nos alojamos
  • Precio total por persona: 119 soles por persona (unos 63 €)
Incluido en el precio:
  • Recogida hotel, traslados, guía, entrada a la isla (94 soles por persona, unos 24 €)

No incluido en el precio (opcional)

  • Almuerzo: 25 soles por persona (unos 5 €)

Itinerario

MIÉRCOLES 18 DE MAYO DE 2022

Desayunamos fenomenal en el hotel y a las 7.30, puntuales, nos vienen a buscar al hotel para llevarnos al puerto desde donde partirá nuestra excursión a las islas del lago Titicaca.

Es una lancha cerrada por lo que en el trayecto no pasamos frío, además hace un día de lo más soleado. La primera parada del día es la Isla de los Uros, concretamente visitamos la isla del Cóndor (se van turnando para que todas las familiar de las islas de los Uros tengan acceso al turismo).

El jefe de la isla, Manuel, que como toda la comunidad de los Uros habla Aimara, tiene a su cargo a 5 familias. Nos explica (y a su vez nos recrea a modo de teatrillo) su modo de vida, cómo construyen las islas artificiales, cómo las mantienen, nos enseñan su vivienda por dentro…. Nos dejan unos minutos libres para poder comprar alguna de las artesanías que realizan las mujeres.

 

Después, aunque es opcional, nos subimos todo el grupo al barco tradicional y artesanal que han hecho los habitantes de la isla del Cóndor con las totoras, el mismo material que utilizan para hacer la isla. Por esto pagamos 10 soles extra por persona. Nos acercan hasta otra isla donde hay una pequeña cafetería y allí aprovechamos a tomar otro té de muña para que nos ayude con la altitud (estamos a 3810 msnm), aunque lo sobrellevamos porque no tenemos que hacer ningún esfuerzo físico.

A las 10 nos viene a buscar la lancha rápida para trasladarnos a la isla de Taquile, a la que llegamos sobre las 11.30. Desde el puerto donde nos deja la lancha hasta la plaza principal de la isla tenemos que hacerlo andando y nos lleva unos 40 minutos. Una vez en la plaza central, donde hay además multitud de puestos para comprar artesanía, los habitantes de la isla de Taquile, vestidos con sus trajes típicos, hacen una representación de sus danzas tradicionales.

Desde aquí nos vamos a almorzar una comida riquísima, sacan de aperitivo pico de gallo, de primero una sopa de verduras con quinoa y de segundo trucha (había opción de elegir tortilla). De postre té. La verdad que estaba todo riquísimo.

Desde el restaurante hasta la lancha rápida, que nos llevará de nuevo a Puno, tan sólo tenemos que andar 10 minutos. Llegamos a Puno sobre las 16 horas y nos acercan de nuevo a nuestro hotel.

Pasamos brevemente por la habitación y nos dirigimos al mirador Manco Capac. Está a 350 metros de la plaza, pero subir la empinada cuesta nos fatiga un poco, la altitud se nota.

Mirador Manco Capac

Después nos acercamos a conocer el Mercado Central de Puno donde compramos algo de fruta en un puesto. Justo al lado se encuentra una plaza (según Google Parque Pino) que a estas horas de la tarde está muy animada, desde aquí parte también la calle peatonal Lima, artería principal del casco antiguo de Puno, que enlaza con la Plaza Mayor.

Todavía nos queda tiempo para visitar el Museo de la Coca y Costumbres de Puno, normalmente tiene un precio de 10 soles por persona pero por ser el día de los Museos entramos de manera gratuita. Comenzamos la visita con un vídeo de unos 15 minutos donde se recogen escenas reales de la celebración de la fiesta de La Candelaria. Es una de las fiestas más importantes de Perú, nombrada por la Unesco en 2014 Patrimonio Cultural Inmaterial.
 
La planta baja y la primera planta están dedicadas a la hoja de coca. Esta planta ha estado ligada desde tiempos inmemoriales a la vida cotidiana de los habitantes de Perú, tanto para su uso medicinal (no sólo ayuda con el mal de altura sino que cura enfermedades y es un reconstituyente natural) como para uso ceremonial.
 
En la última planta hay una colección de algunos de los trajes que utilizan en la celebración de la fiesta de La Candelaria (que habíamos visto en el vídeo del comienzo). Se pueden tocar e incluso probar.
Lo mejor del museo fue la dedicación y el entusiasmo con el que, el personal del museo que nos atendió, nos explicó todo. Es una de las cosas que más destacamos de este viaje, la ilusión y las ganas con las que todos los guías (de las excursiones, de los free tour…) nos han explicado la cultura Inca.
Para cenar fuimos a La Receta, tiene buenas opiniones y además está en la plaza principal a escasos minutos de nuestro hotel. Este restaurante se sitúa en la parte baja del local pero comparte, entendemos que dueño y cocina, con el Moisa Restaurant. Tenemos acceso a la carta del Moisa y todo tiene una pinta estupenda, pero no queremos cenar demasiado porque el principal consejo que nos han dado para el mal de altura es «cenar ligero». Pedimos dos hamburguesas, una de ellas de quinoa, pagamos 34 soles (8.5 €).
Hamburguesa de La Receta
Al salir del restaurante vemos una manifestación que se dirige desde la calle Lima a la plaza Mayor pero nosotros nos vamos directamente al hotel.

Sigue leyendo

Día anterior: Valle del Colca

Día siguiente: Cusco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *