PERÚ: Arequipa

Arequipa, fundada por los españoles en 1540 a los pies del volcán Misti, es hoy la segunda ciudad más poblada de Perú, por detrás de Lima. Conocida como la ciudad blanca, por el color de la piedra de sus construcciones, es Patrimonio de la Humanidad.

Nuestro itinerario

Teníamos 13 días para recorrer algunos de los puntos más turísticos de Perú.

Nuestro vuelo internacional aterrizó en el aeropuerto de Lima y, sin salir de él, conectamos un vuelo interno para llegar a Arequipa.

En Arequipa nos alojamos dos noches.

Aeropuerto de Arequipa

El Aeropuerto Internacional Alfredo Rodríguez Ballón (AQP) está situado a 9 kilómetros de Arequipa.

Al salir por la puerta del aeropuerto nos avasallan muchos conductores y, como estamos cansados, le decimos que sí a uno de ellos. Nos muestra su licencia, pero no nos queda claro si es un taxi oficial ya que es un coche negro.

Tardamos 25 minutos en llegar a nuestro alojamiento y pagamos 40 soles (unos 10 €).

Alojamiento

Os detallamos en esta entrada del blog los alojamientos que elegimos para este viaje por Perú.

Cómo moverse en Arequipa

Puesto que nuestro alojamiento estaba situado en pleno centro histórico de Arequipa, pudimos llegar caminando a todos los puntos de interés.

Tuvimos que tomar un taxi para llegar a los miradores de Arequipa, nos recomendaron no coger los taxis pequeños de color amarillo.

Dónde comer

Os dejamos en esta entrada nuestras recomendaciones sobre los restaurantes que probamos en Arequipa para disfrutar de la gastronomía peruana.

Qué ver: imprescindibles de Arequipa

Lo primero que visitamos es el Mercado de San Camilo. Aquí degustamos, entre locales, nuestro primer ceviche y otro plato típico de la zona: rocoto relleno (en apariencia como un tomate, pero es un pimiento algo picante). La comida nos cuesta 26 soles (unos 6 €).

Con las fuerzas repuestas nos dirigimos hacia el Convento de Santa Catalina, pagamos 40 soles (10 €) por persona por entrar y estamos alrededor de dos horas.

Este convento, fundado a mediados del siglo XVI, es un completo arquitectónico bastante grande en el que se han ido adosando distintas construcciones a lo largo de su historia.

Desde 1970 está abierto al público, las monjas de clausura que todavía viven, ocupan la zona norte del complejo.

Convento de Santa Catalina

Durante el recorrido se puede acceder a varias celdas, curiosamente muchas de ellas son bastante amplias y con cocina propia, también con escaleras que a día de hoy no llevan a ninguna parte y que son resultado de los terremotos que asolaron Arequipa y que afectaron mucho al edificio (derrumbando las segundas plantas).

Lo que más nos gustó fueron sus coloridos patios y sus calles llenas de plantas. Además de las vistas desde una de sus azoteas.

La visita de este convento nos parece imprescindible.

Al salir nos topamos de frente con un patio donde estaba el restaurante Tanta y Chicha (ambos de Gastón Acurio) y por unas escaleras a mano derecha pudimos subir hasta el segundo piso y observar las vistas de la ciudad.

El resto de la tarde paseamos por la ciudad: plaza de armas, calle Mercaderes, plaza 15 de agosto donde había un pequeño mercadillo…

Plaza de Armas, Arequipa.
Foto: Alejandro Millán

Al atardecer subimos a tomar una cerveza a Waya Lookout y la verdad que las vistas son impresionantes, por un lado a la plaza de armas y por el otro a las montañas de Arequipa. Dos cervezas nos costaron 28 soles (unos 7 €).

Para cenar elegimos la cadena de bocadillos La Lucha Sanguchería (lo habíamos visto también en el aeropuerto de Lima).

El segundo día en Arequipa lo comenzamos haciendo un free tour que habíamos reservado a través de la página de Civitatis.

Aunque se alarga a casi tres horas, el free tour nos gusta mucho porque nos lleva a barrios y puntos de la ciudad que no sé si hubiéramos descubierto por nosotros mismos.

Arequipa

Desde La Capitana, la picantería donde hemos comido, llegamos caminando en unos 15 minutos al mirador de Yanahuara desde el que, a través de sus bonitos arcos de sillares, observamos al volcán Misti y parte de la ciudad de Arequipa.

Desde Yanahuara pedimos un taxi para que nos acerque al siguiente mirador, Carmen Alto.

La taxista se equivoca y nos deja en otro mirador gratuito, el mirador de Chilina, pagamos por el trayecto 9 soles (unos 2 €), hacemos un par de fotografías y bajamos caminando hacia el mirador Carmen Alto (son dos kilómetros cuesta abajo).

El mirador de Carmen Alto es de pago, cuesta 5 soles por persona (poco más de 1 €), dentro hay un pequeño museo (incluido con la entrada), una cafetería y una tienda de souvenirs.

Entramos en el pequeño museo donde se expone, además de cerámicas, textiles y objetos varios de las culturas moche, nazca y kollagua, la Momia Pepita. Esta momia no es tan conocida como la Momia Juanita, que se expone en el Museo Santuarios Andinos, pero nos quedamos sin poder visitarla ya que los lunes el museo permanece cerrado y los domingos sólo abre hasta las 13 horas.

Es también una momia inca fechada a mediados del siglo XVI y está en bastante buen estado de conservación ya que se pueden apreciar todavía los zapatos.

Mirador Carmen Alto

En relación al mirador las vistas son muy bonitas, se puede ver el valle del río Chili y el imponente volcán Misti (que por su forma nos parece el volcán perfecto).Desde aquí tomamos un taxi que por 8 soles (2 €) nos acerca a la Plaza de Armas.

Ya en la plaza entramos a preguntar en dos operadores turísticos sobre la excursión al valle del Colca que queríamos realizar al día siguiente (incluido traslado a Puno).

Finalmente contratamos la excursión (los precios son parecidos) con Kusi Travel Eirl. Y, aunque en la agencia nos atendieron fenomenal y nos explicaron todo con claridad, basándonos en nuestra experiencia, no os recomendamos esta agencia.

Nos dirigimos a la misma terraza en la que estuvimos el día anterior, Waya Lookout, para contemplar otro atardecer con vistas.

Vistas desde Waya Lookout

Para cenar compramos unas empanadas bastante ricas en Don Empanadón y nos las comemos en el alojamiento.

Consejos y recomendaciones

  • Ya no volvemos a Arequipa, utilizamos la excursión del Valle del Colca para llegar hasta Puno.
  • En Arequipa no nos tendría que afectar el mal de altura, pues está a 2335 msnm, pero os recomendamos empezar aquí a tomar té de coca o de muña.

Mapa interactivo de Arequipa

Sigue leyendo

Día siguiente: Valle del Colca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *