CUBA: Trinidad

Trinidad, fundada en 1514, y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las ciudades coloniales más bonitas y mejor conservadas de Cuba.

Nuestro itinerario

Teníamos 13 días para recorrer los puntos más turísticos de Cuba de los cuales nos alojamos dos en Trinidad.

El primer día, tras visitar por la mañana El Nicho, llegamos a comer a Trinidad, por la tarde hacemos un free tour. Al día siguiente, con nuestro coche de alquiler, nos desplazamos hasta Playa Ancón y el Sendero de Vegas Grande.

Otra de las cosas que ver en el entorno de Trinidad es conocer el Valle de los Ingenios, una de las regiones azucareras más grandes e importantes desde los siglos XVII al XIX.

Hoy en día se pueden visitar las antiguas haciendas, las mejor conservadas son las de Manaca-Iznaga, Buena Vista, Delicias, Guáimaro y Magua.

De camino a Caibarién hacemos parada en el Mirador del Valle.

Alojamiento

Os detallamos en esta entrada del blog los alojamientos que elegimos para este viaje por Cuba.

Cómo moverse en Trinidad

Desde nuestro alojamiento pudimos llegar caminando a todos los puntos de interés de la ciudad, pero sí utilizamos nuestro coche para llegar hasta Playa Ancón y el Sendero de Vegas Grande.

Dónde comer

Os dejamos en esta entrada nuestras recomendaciones sobre los restaurantes que probamos en Trinidad para que disfrutéis de la gastronomía cubana.

Qué ver: imprescindibles de Trinidad

Después de visitar El Nicho, parada que nos lleva poco más de una hora, ponemos rumbo a Trinidad. Nos aconsejan retroceder hasta Cumanayagua, en vez de atravesar todo el Parque Nacional, ya que la carretera es mucho mejor.

Llegamos a Trinidad justo a la hora de comer, así que nos instalamos rápidamente en el alojamiento  y nos dirigimos al restaurante Adita, donde comemos fenomenal.

A las 16 horas tenemos el Free Tour que hemos reservado con Guru Walk y como nos pasó ayer en Cienfuegos, estamos solos con el guía.

Trinidad

Recorremos la preciosa Trinidad y acabamos hablando de todo un poco con el guía.

Bonita calle empedrada de Trinidad

Ya de noche nos acercamos a tomar una cerveza en la Casa de la música, que son las escaleras que hay en la Plaza Mayor aunque hoy no hay música en directo.

Escaleras de la Casa de la Música

Tomamos algo en La Botija, el sitio es precioso y la piña colada y el mojito están riquísimos.

Qué ver: sendero Vegas Grande y Playa Ancón

Nos dirigimos a las oficinas de Cubatur, ayer el guía del Free Tour nos informó que las entradas para el Sendero de Vegas Grande, que es lo que queremos ver hoy, hay que llevarlas compradas.

Nos acercamos al buró turístico y compramos las dos entradas, 10 euros por persona, que sólo podemos pagar con tarjeta y tenemos suerte que en ese momento hay luz (Trinidad sufre cortes de luz cada cuatro horas).

El horario del buró es de 8 a 18 horas pero, a día de hoy, dependen de los cortes de luz (si no hay luz no pueden utilizar el datáfono, no existe alternativa).

Después vamos a la pastelería por la que pasamos ayer con el guía del Free Tour. Ni tiene nombre ni cartel, pero está justo en frente del Restaurante Jazz en la calle Rosario. Compramos una gelatina y un bizcocho (no hay otra cosa) y como no tienen café nos lo tomamos en Breakfast all day, en la misma calle un poco más abajo, donde aprovechamos a comprar agua a buen precio (150 pesos, 1 €).

Tenemos suerte y en la gasolinera nos dejan repostar 10 litros.

En apenas una hora llegamos a Tope Collantes.

Nos cuesta un poco encontrar el inicio del Sendero de Vegas Grande, pasado un colegio abandonado llegamos a un restaurante donde vemos varios taxis que están esperando a los turistas, son los propios taxistas los que nos recomiendan volver hasta el colegio y subir por una carretera (que está señalizada) para llegar al inicio oficial de la ruta.

Desvío para el inicio de la ruta Sendero de Vegas Grande

Así lo hacemos, la carretera no está tan mal cómo nos parece en un primer momento.

Aparcamos el coche aquí, justo en el cartel de información. Estamos solos y no es un parking habilitado como tal (no caben más de tres coches aunque no parece un camino excesivamente transitado).

Iniciamos la andada y en 15 minutos llegamos hasta el punto de ingreso oficial, como hemos comprado las entradas en Trinidad simplemente las entregamos, pero es un puesto sin electricidad ni datáfono, por lo que seguro que la opción correcta es la que hemos hecho nosotros.

El horario de acceso es de 8:00 a 15:00 horas

La ruta, que nos lleva algo más de dos horas, está perfectamente señalizada y además la temperatura es suave, no pasamos de los 25 grados. La bajada hasta la cascada es un pelín dura, con altos escalones, pero andando son unos 15 minutos. En la zona de la cascada el baño está permitido pero el agua está fresca.

Cascada principal

Regresamos, nos tomamos un café y un jugo de guayaba en el pequeño bar que está justo en el punto de acceso.

Decidimos aprovechar lo que queda de mañana y nos vamos directamente a Playa Ancón. La playa está a 12 kilómetros de Trinidad pero desde Vegas Grande está a 30 kilómetros, llegamos en poco más de 40 minutos.

Como no estamos alojados en ninguno de los hoteles aparcamos en el aparcamiento que está a la altura del Ancón Club, enseguida aparece una persona (con uniforme e identificación) que nos pide dinero por vigilar el coche, aunque lo hemos dejado en un aparcamiento público, le damos 100 pesos pero cuando volvemos ni rastro del tío.

La playa es preciosa y tranquila.

Volvemos a Trinidad y comemos en el restaurante San José, uno de los más conocidos de la ciudad. Son de los mismos dueños que el Adita, donde comimos ayer, comemos fenomenal y además, el restaurante es precioso. Pedimos de entrante mariquitas con mojo y camarón rebozado y de plato principal para compartir un arroz frito. Pagamos 1950 pesos (14 €).

El resto de la tarde paseamos por la bonita Trinidad y compramos unos recuerdos en los puestos artesanales que se ubican en la calle Media Luna (muy cerquita de la Plaza Mayor bajando por Desengaño). Estos regalos los pagamos en efectivo y en euros.

Nos vamos directamente a La Botija, donde estuvimos ayer ya que además sabemos que tiene planta eléctrica (generador propio) así que en caso que corten la luz podremos tomar algo tranquilamente.

Consejos y recomendaciones

  • Si se dispone de coche nos gustó recorrer la naturaleza del Sendero de Vegas Grande
  • La Playa Ancón es muy bonita
  • Cuando visitamos Trinidad, la localidad sufría cortes programados pero constantes en el suministro eléctrico cada cuatro horas.

Mapa interactivo de Trinidad

Sigue leyendo

Día anterior: Cienfuegos

Día siguiente: Caibarién

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *