CUBA: Caibarién y Cayo Santa María

Un Cayo es una pequeña isla con arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes de coral y en Cuba podemos encontrar más de 4000.

Los cayos más conocidos del norte de Cuba son: Cayo Coco, Cayo Guillermo y Cayo Santa María. Los tres son de fácil acceso mediante carretera.

Nuestro itinerario

Teníamos 13 días para recorrer los puntos más turísticos de Cuba.

Elegimos el Cayo de Santa María para tener unos días de relax y playa. La razón principal fue que podíamos llegar con nuestro propio coche, gracias al pedraplén de 48 kilómetros que une Caibarién, la población donde nos alojamos, y el Cayo de Santa María.

Este pedraplén es una carretera literalmente construida sobre el mar Caribe y fue construido respetando las corrientes marinas y causando el mínimo impacto posible en el ecosistema.

Alojamiento

Os detallamos en esta entrada del blog los alojamientos que elegimos para este viaje por Cuba.

Cómo moverse en Caibarién

No recorrimos Caibarién ya que sólo la utilizamos como base para llegar hasta el Cayo Santa María, por lo que fue necesario utilizar el coche.

Dónde comer

Desayunábamos y cenábamos en el alojamiento y pudimos probar algún guiso típico de la gastronomía cubana, como el guiso de langosta (en esta zona es un marisco muy popular y muy económico).

Qué ver: imprescindibles del Cayo Santa María

Para disfrutar de las playas del Cayo Santa María hay dos opciones: o alojarse en alguno de los hoteles que tienen acceso directo a la playa o simplemente pasar el día.

Esta segunda opción fue la que elegimos nosotros y por eso nuestro alojamiento estaba en Caibarién, es la localidad más cercana al Cayo aunque está a 60 kilómetros.

Entrada al Cayo Santa María

Los dos días que estuvimos nosotros (calco el uno del otro) pagamos por la la entrada 20 € por persona, de los cuales 5 € son en concepto de entrada y los otros 15 € son para gastar en el restaurante de Las Terrazas.

La entrada sólo puede pagarse con tarjeta en un caseto habilitado. Nos dan un resguardo que enseñamos junto con un pasaporte a los guardias que, una vez comprobado, nos habilitan el acceso.

Un poco más adelante pagamos en efectivo 20 pesos (tasa por el vehículo).

Plaza Las Terrazas

Recorremos todo el Cayo, prácticamente hasta el final, hasta Plaza Las Terrazas. Allí cambiamos el resguardo de la entrada por una pulsera y otros dos resguardos: uno para entregar en el acceso a la playa de Las Gaviotas y, el otro, para el restaurante.

Plaza Las Terrazas es un pequeño centro comercial al aire libre, con tiendas, bolera, centro de spa y un restaurante. Desde allí hay un acceso directo a una playa, pero los dos días que estuvimos nosotros estaba prohibido el baño por el mal tiempo (luego nos enteramos que había pasado la tormenta subtropical Nicole).

El primer día gastamos parte del dinero en comer allí, pedimos hamburguesas, bebidas y café. Nos pareció de tan mala calidad que al día siguiente decidimos no comer y canjear el dinero por agua.

Playa de Las Gaviotas

Ambos días estuvimos en la playa de Las Gaviotas.

Llegamos con el coche (apenas 5 minutos desde Plaza Las Terrazas), enseñamos el resguardo y debemos caminar 700 metros por un sendero (se puede hacer en chanclas) hasta la paradisiaca playa.

Sendero hasta la playa

En la playa hay unas cabañas de madera (hay 17 pero no todas tienen buen mantenimiento) que son perfectas para tener sombra.

Playa de Las Gaviotas, Cuba

Es una de las playas más bonitas en las que hemos estado y tenemos la suerte de estar prácticamente solos (el día que más, contamos ocho personas).

Mar Caribe, Cuba

Consejos y recomendaciones

  • En el Cayo hay gasolinera y pocos problemas para repostar (aunque tuvimos límite, conseguimos llenar el depósito)
  • Tanto los precios, como las ofertas para pasar el día, van cambiando
  • Nos pidieron el pasaporte para el acceso al Cayo
  • El pago de acceso al cayo sólo puede se puede pagar con tarjeta
  • Desde Caibarién hasta la Playa de las Gaviotas hay 60 kilómetros

Mapa interactivo de Cuba

Sigue leyendo

Día anterior: Trinidad

Día siguiente: La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *