Crucero por el Norte de Europa

Recorrer miles de kilómetros mientras estás entretenido a bordo, irte a dormir en un país y amanecer en otro, poder ver varias ciudades de distintos países en tan sólo diez días, es una experiencia única que nosotros recomendamos totalmente.

En las vacaciones del año anterior habíamos realizado un crucero por el Mediterráneo y la experiencia nos gustó tanto que no dudamos en repetir. Recorrer las capitales del norte de Europa en un crucero, nos parecía la mejor opción.

Datos prácticos de nuestro viaje

  • Fecha del viaje: junio 2014
  • Buque: Norwegian Star
  • Crucero: Norwegian Escape
  • Itinerario: diez días, itinerario circular salida y llegada a Copenhague
  • Idioma en el barco: íntegramente en inglés

Reservamos el crucero a través de Nautalia Viajes.

Aunque lo habitual es reservar en un mismo paquete tanto el crucero como los vuelos, decidimos reservar con Nautalia sólo el crucero y comprar nosotros, por nuestra cuenta, los vuelos a Copenhague.

De esta manera pudimos elegir las fechas de los vuelos y llegar un día antes a Copenhague, para poder ver la ciudad con más calma. No resultó complicado, pero tuvimos también que llegar por nuestra cuenta al puerto.

Este es el itinerario y el horario de las escalas que nos ofrecía este crucero:

Cómo elegir un crucero

En relación al itinerario debemos contemplar los siguientes puntos:

  • que el itinerario se ajuste a lo que queremos ver
  • que las horas de las escalas en las ciudades sean lo más amplias posibles (desde la hora oficial de llegada, hasta que realmente se puede salir del barco, lo normal es que transcurra una hora).
  • tener cuidado con las ciudades reclamo. En ocasiones, ofertan ciudades que, por sí solas, son casi imposibles de visitar en las horas de la escala de un crucero, y además no tienen puerto. En este crucero ocurre con Berlín, el barco atraca en el puerto de Warnemunde, que está a 240 kilómetros de la capital alemana. Lo mismo ocurre con Civitavechia y Roma en los cruceros por el Mediterráneo, aunque en este caso son 82 kilómetros lo que separan ambas ciudades.

La elección de camarote influirá en el precio final del crucero. Lo primero que debemos elegir es entre un camarote exterior (con ventana o incluso balcón) o un camarote interior (lógicamente más económicos). Nosotros elegimos un camarote interior de categoría superior. También habrá que buscar los más silenciosos o tranquilos, por ejemplo, los más alejados de los ascensores.

En este crucero las bebidas que se consumían en el barco no estaban incluidas.

Primer día: del aeropuerto al puerto

Si has contratado junto, que es lo habitual, tanto el crucero como los vuelos, cuando factures la maleta en el aeropuerto de origen te despedirás de ella hasta que llegues al barco, la encontrarás en la puerta del camarote. Recomendamos quedarse con lo esencial en la maleta o bolsa de mano.

Una vez en el aeropuerto de destino, habrá dos opciones:

TRASLADO AL PUERTO SI NO TIENES EXCURSIÓN. Traslado del aeropuerto al puerto en autobús, registro en el puerto y desde ese momento hasta que el barco zarpe se dispone de tiempo libre (en el barco).

TRASLADO AL PUERTO SI TIENES EXCURSIÓN. Te llevan directamente desde el aeropuerto a ver la ciudad correspondiente. Después, un poco antes de zarpar, habrá que hacer el registro en el puerto. Recomendamos coger excursión con el barco para garantizar ver la primera ciudad de la escala.

Una vez en el puerto, y antes de embarcar, es obligatorio hacer unos trámites, igual que si nos estuviéramos registrando en un hotel. Es imprescindible presentar una tarjeta de crédito que estará asociada al número de camarote. Entregan a cada pasajero una tarjeta magnética, que servirá tanto para abrir el camarote como para registrar la entrada y la salida del barco.

Último día: del puerto al aeropuerto

El último día, todo estará determinado por los horarios de los vuelos de regreso.

TRASLADO AL AEROPUERTO SI NO TIENES EXCURSIÓN. Traslado del puerto al aeropuerto en autobús.

TRASLADO AL AEROPUERTO SI TIENES EXCURSIÓN. Primero visitas la ciudad, más menos rápido en función de las horas que se tengan hasta el vuelo de regreso. Después te llevan al aeropuerto. Recomendamos coger excursión con el barco para garantizar ver la última ciudad de la escala.

Como nosotros habíamos comprado los vuelos por nuestra cuenta, habíamos llegado un día antes a Copenhague para poder disfrutar la ciudad con tranquilidad. No nos interesó coger la excursión del último día.

La vida a bordo

Simulacro de emergencia

El primer día, una vez finalizado el proceso de embarque, se realiza un simulacro de emergencia de obligado cumplimiento. En él enseñan a poner correctamente el chaleco salvavidas. Todos los servicios a bordo serán suspendidos durante el simulacro.

Excursiones con el propio crucero

Recomendamos coger excursión con el barco para garantizar ver o la primera o la última ciudad de la escala. En este caso el itinerario del crucero era circular, por lo que ver Copenhague estaba prácticamente garantizado.

Nosotros, en este crucero, recorrimos todas las ciudades por libre.

Tipos de desembarque

Desde la hora oficial de llegada hasta que se puede salir del barco, lo normal es que transcurra una hora.

Todos los días se procede a desembarcar ordenadamente. En la tarjeta de embarque figura una letra, cada día el desembarque comienza por una letra distinta, van informando por megafonía.

Hay dos maneras de desembarcar:

  • el barco atraca en un puerto, lo más fácil y rápido, en apenas 15 minutos todos los pasajeros del barco han salido del barco por su propio pie.
  • el barco fondea, es decir, no ha podido llegar al puerto y esa distancia se recorre en lanchas.

En este crucero, y debido a las características de los puertos, todos los desembarques se hicieron atracando en el puerto correspondiente, lo que agiliza muchísimo las cosas.

Salir pronto del barco es fundamental para aprovechar al máximo el tiempo en cada escala.

Es muy importante asegurarse de estar en el barco antes de la hora límite que se marca cada día. Aunque cueste creerlo el «barco no espera a nadie», es una frase que repiten con muchísima frecuencia.

Diario de a bordo

Todas las noches en el camarote dejan una hoja informativa, que llaman Freestyle daily, donde explican, entre otras cosas, la previsión meteorológica, el procedimiento para desembarcar al día siguiente, la ropa que te aconsejan ponerte para la cena (por ejemplo: disfraces, informal, gala…), los horarios de las tiendas, de los espectáculos…

Merece la pena leerlo con detenimiento, pues toda la información que puedas necesitar está ahí.

Servicios del barco

Por dentro es como si estuvieras en un hotel, con su recepción, sus restaurantes, su teatro, su discoteca. Te olvidas por completo que estás en un barco. Es una experiencia única que nosotros recomendamos al 100%.

La verdad que este barco, Norwegian Star, es impresionante. Tenía: una cancha de baloncesto, un espacio para golf, mesas de pin-pon, ajedrez gigante, piscinas con tobogán para niños y piscinas con tobogán para adultos (por supuesto nos tiramos), un gimnasio (que también probamos) e incluso un circuito marcado para andar o correr (“jogging area”). Todo esto ayuda mucho a estar entretenido, sobre todo el día de navegación.

ESPECTÁCULOS NOCTURNOS

Todas las noches se ofrece un espectáculo distinto en el salón principal (Spinnaker). Nosotros vimos todos, nos parecieron de lo más variados y entretenidos.

COPAS Y MÚSICA EN VIVO

Varios salones con música en vivo y una discoteca abierta de 00.30 a cierre (para mayores de 18 años). Solo se puede fumar en algunas cubiertas exteriores.

TIENDAS DUTY FREE Y CASINO

Sólo abren cuando el barco está navegando.

Itinerario

Copenhague (Dinamarca)

Rostock (Alemania)

Tallín (Estonia)

San Petersburgo (Rusia)

Helsinki (Finlandia)

Estocolmo (Suecia)

Consejos, recomendaciones y anécdotas

Salir pronto del barco es fundamental para aprovechar al máximo el tiempo en cada escala.

Es muy importante asegurarse de estar en el barco antes de la hora límite que se marca cada día. Aunque cueste creerlo el «barco no espera a nadie», es una frase que repiten con muchísima frecuencia.

Cuando el barco estaba navegando se perdía totalmente la cobertura en los teléfonos.

Nosotros hicimos el crucero en junio por lo que el barco apenas se movía.

Las recomendaciones de como vestir que aparecen en el diario de a bordo, son sólo eso, recomendaciones.

Cada noche hay un espectáculo distinto. Nosotros vimos todos.

Hay un fotógrafo y un cámara haciendo fotos y grabando por el barco.

Aunque el barco era muchísimo más lujoso que con el que recorrimos el Crucero por el Mediterráneo, la comida era muchísimo peor, era muy abundante, pero en ocasiones no sabíamos qué elegir.

Cuidaban muchísimo los detalles. El primer día, cuando llegamos al camarote, la televisión estaba encendida y en ella (en el canal Norwegian) aparecían parte de la tripulación y camareros bailando la canción Because I’m happy de Pharrel Williams, tan de moda este año. El vídeo aún está en Youtube. Otro día que jugaba la selección española de fútbol nos habían dejado la tele encendida con el partido sintonizado.

A diferencia del crucero por el Mediterráneo que hicimos con Pullmantur, donde había muchísimas parejas jóvenes como nosotros y un grupo de unos 30 chicos en viaje de fin de curso que animaban bastante, en este crucero la gente era muy, muy mayor. El primer día Ian, el director del crucero, nos contó que había ocho parejas que estaban celebrando su aniversario de bodas. Fue preguntando a mano alzada cuanta gente llevaba más de 20, 30, 40 y 50 años casada (había de todo), pero los que más llevaban 61 años casados, ¡¡61!!, les preguntaron el secreto y la mujer contestó: “tener paciencia” (recibió un gran aplauso)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *