SINGAPUR

Singapur es una ciudad cuidada, limpia, moderna, llena de contrastes, con una diversidad cultural evidente, infinidad de tiendas y centros comerciales… Sabíamos que nos iba a gustar, pero ha superado nuestras expectativas.

¡Os contamos los detalles de nuestro viaje a Singapur!

Nuestro itinerario

El destino principal de este viaje era conocer varias islas de Indonesia (Java, Bali e islas Gili), pero al buscar los vuelos internacionales nos salía mucho más barato llegar vía Singapur. De paso teníamos la oportunidad de conocer este país al que le dedicamos casi tres días de nuestro viaje.

Contrastes de Singapur

Aeropuerto de Singapur

El Aeropuerto Internacional de Changi está situado a 20 kilómetros del centro de la ciudad.

El aeropuerto de Singapur es considerado uno de los mejores aeropuertos del mundo, no es sólo uno de los más transitados sino que gracias a las modernas instalaciones que han construido, como el centro comercial Jewel, han hecho que el propio aeropuerto sea un punto a visitar en la ciudad.

La terminal 4 es la más moderna, es preciosa, los baños impresionantes, todo tiene moqueta y los asientos son comodísimos.

Terminal 4 del aeropuerto Changi

Alojamientos

La primera noche en Singapur nos alojamos en el Hotel 81 Premier Princess, sólo hicimos una noche pues al día siguiente volábamos a Yogyakarta (Java).

Fue el mejor hotel calidad – precio que encontramos (84 € la noche sin desayuno). Las instalaciones del hotel eran bastante nuevas, la cama era muy cómoda y el espacio de la habitación era suficiente (cabía perfectamente una maleta). Llegamos en metro hasta la parada de Aljunied y luego tuvimos que andar unos 15 minutos.

Las otras dos noches que pasamos en Singapur nos alojamos en el Rest Bugis Hotel.

La habitación estaba muy bien y era bastante grande, además teníamos un pequeño frigorífico, pero sobre todo nos encantó la ubicación, en el barrio árabe, llegamos desde el aeropuerto en metro hasta la parada Lavender y al resto de sitios que visitamos llegamos caminando. Pagamos por noche 100 € sin desayuno.

Cómo moverse en Singapur

Sólo utilizamos el metro (MRT) para llegar del aeropuerto hasta los alojamientos, el resto de la ciudad la recorrimos caminando, por lo que no nos interesó sacar ninguna tarjeta de transporte.

Para acceder al metro es necesario una tarjeta de crédito o de débito (pero si vais dos personas, necesitaréis dos tarjetas) que se pasa por el torno en la estación de inicio y se vuelve a pasar en la estación final.

El trayecto hasta la parada de Lavender nos costó 5.26 € por persona.

Dónde comer

Singapur, en términos generales, es una ciudad cara, pero los Hawkers Centres son la opción más económica para comer y, además, la oferta gastronómica es amplísima.

Estos mercados ofrecen distintos puestos de comida que se articulan entorno a un espacio central de sillas y mesas. Fue la opción que elegimos tanto para comer como para cenar y visitamos los siguientes:

  • Old Airport Road Food Centre, lo teníamos muy cerca del hotel donde nos alojamos la primera noche.
  • Lau Pa Sat, nos encantó por las bonitas instalaciones y por su ubicación ideal. Repetimos dos noches.
  • Makansutra Gluttons Bay, está cerca de las gradas del circuito de Formula 1, es decir, en el lago del Marina Sand Bay.
  • Tekka Centre, como amantes del curry y de la comida india en general no podíamos dejar pasar este Hawker situado en Little India.
Lau Pa Sat. nuestro Hawker Centre preferido en Singapur

Singapur tiene dos restaurantes premiados con una Estrella Michelín que son muy económicos, nosotros sólo probamos el primero, que actualmente ya no tiene la estrella, pero mantiene el plato que le hizo famoso.

Os recomendamos leer estos dos artículos que explican fenomenal la gastronomía típica de Singapur y detalla los Hawkers Centre de la ciudad:

Qué ver: imprescindibles de Singapur

No tenemos incluido el desayuno en el hotel, pero hay una cafetería justo al lado, Penny University, tras casi tres semanas bebiendo el fortísimo café de indonesia, este café nos sabe riquísimo (dos cafés 11 $). Además, nos sacan una jarra de agua con frutas dentro. El agua de Singapur es totalmente potable.

Nuestro hotel está en el barrio árabe por lo que nuestra primera parada es visitar la Mezquita Masjid Sultan, que es preciosa, y paseamos por la bonita calle de Haji Lane, con ambiente y llena de grafitis.

Mezquita Masjid Sultan

Después llegamos caminando a uno de los puntos imprescindibles de Singapur: Marina Bay. Recorremos los puntos más destacados:

  • Esplanade, es un edificio con forma de Durian
  • Gradas del circuito de Fórmula 1
  • Puente hélix
  • Centro Comercial, aparte de las tiendas, hay un canal por donde pasean barcas, como si de Venecia se tratara
  • Museo del Arte y de la Ciencia, edificio blanco en forma de flor
Puente Helix, Museo del Arte y de la Ciencia y al fondo el Hotel Marina Sands Bay

Nos dirigimos al hotel Marina Bay Sands y entramos por la puerta principal (vemos muchísima gente esperando para hacer el check in), una persona enseguida nos orienta y nos explica cómo llegar a los Jardines de la Bahía, llegamos aún de día y vemos atardecer (en esta época del año sobre las 19.15) y vemos el espectáculo de luces y sonido que comienza a las 19.45 y dura 15 minutos.

No podemos dejar de hacer fotos, tanto a los Gardens by the Bay que son preciosos, como luego de vuelta al Sky Line.

Vistas de los Jardines de la Bahía desde el mirador

Regresamos por una pasarela y, en vez de deshacer nuestros pasos, acabamos directamente en las escaleras mecánicas del centro comercial. Visitamos la tienda de Apple, que tiene forma circular y está sobre el lago (para entrar hay que bajar al sótano 2).

De camino a nuestro alojamiento pasamos por Pekin Street y vemos muchísima gente joven comiendo y bebiendo ¡menudo ambiente!.

Al día siguiente comenzamos el día recorriendo el barrio de Chinatown, allí vistamos el Buddha Tooth Relic Temple, la entrada es gratuita, no se pueden hacer fotos y si llevas pantalón corto te colocan un sarong (gratis). Subimos a las cuarta planta en ascensor y andando hasta la quinta para ver el jardín.

En la misma calle también llama la atención otro templo hindú el Sri Mariamman.

Justo al lado, en una pequeña tiendecita, probamos un trozo de bizcocho (a 2.40 $) super esponjoso (típico japonés) de durian y coco. Aunque a los locales les encanta, ya habíamos probado el Durian en Vietnam, es una fruta que no nos gusta nada.

Paseamos por el barrio de Chinatown que tiene calles super bonitas y fotografiables y comemos en el Liao Fan Hawker Chan, no hay fila así que es llegar, pedir y comer. Este local es famoso porque en su día tuvo estrella Michelín, pedimos dos platos y pagamos (con tarjeta) 14.60 $.

Liao Fan Hawker Chan

De camino al hotel pasamos por la Bugis Street, que está acristalada permitiendo luz natural pero tiene aire acondicionado, lo que se agradece enormemente.

Tenemos las entradas compradas para subir al SkyPark Observation Deck, el mirador del piso 56 del Hotel Marina Bay Sands (26 $ por persona), nosotros las compramos el día anterior, pero recomendamos un poco más de previsión. Elegimos las 18.45 para ver atardecer y aunque llegamos un poco tarde, no pasa nada, una vez arriba no hay tiempo límite y hay un bar donde se pueden pedir bebidas.

La manera más rápida de llegar es entrando por una de las entradas principales del centro comercial, y subir por las escaleras que comienzan en la macro tienda de Channel, si vuelves por el mismo camino bajarás por las escaleras contrarias, las que están al lado de la tienda de Gucci.

Habíamos leído la posibilidad, más económica, de ver las vistas desde el restaurante / bar que hay en la planta 57, actualmente se llama Ce la vi, pero después de estar allí en nuestra opinión es mejor opción las vistas desde el mirador, que son de 360 grados y además tienen mucho más campo de visión.

Atardecer en Singapur

Nos acercamos a ver la escultura de Merlion de noche y cenamos de nuevo en el Hawker Lau Pa Sat, los precios son más que aceptables, las opciones para cenar suficientes y su ubicación inmejorable. Probamos un puesto indú (Indian Cuisine) y pagamos 14 $.

Muy cerquita de este Hawker, descubrimos una escultura muy parecida a la del Alma del Ebro que tenemos en la Expo de Zaragoza.

Clon de «El alma del Ebro»

Regresamos al hotel andando y al pasar por la Mezquita descubrimos un Night Bazar, son las 22.45 horas de la noche y hay un ambientazo increíble, con muchísimos puestos de comida y muchísima gente en la calle. Según nos informaron en el hotel, este Night Bazar está todas las noches durante el mes del Ramadán.

El último día en Singapur caminamos hasta la famosa escultura de Merlion (es la mascota de Singapur y es una escultura con cabeza de león y cuerpo de pez)  y recorremos un tramo del Jubilee Walk, que discurre paralelo al río y donde hay un montón de opciones de restauración.

Escultura de Merlion, Singapur

Desde aquí ya nos vamos a Little India y pasamos por el templo más importante para los hindúes que es el Sri Veeramakaliamman Temple.

Comemos en el Tekka Centre, en este hawker si pagamos con efectivo. Pedimos en un puesto un Dum Briyani Chicken por 6.50 $ y en otro puesto 2 pan Naan y un chicken Massala (10 $).

No podíamos tener mejor despedida de Singapur ¡Nos encanta la comida india!.

Little India

De camino al hotel pasamos por el Golden Village un centro comercial bastante grande (en Singapur hay cientos de centros comerciales), en la última planta hay un Daiso (es una tienda tipo los Tiger que tenemos en España y que descubrimos en nuestro viaje a Japón), pero no es tan barata como las tiendas de Japón, también vimos un Decathlon con los mismos precios e incluso diríamos que, al cambio, era un poquito más barato.

Paramos a tomar un café y un donus en Doughnut Snack.

Nos vamos al hotel a recoger la maleta para irnos al aeropuerto. Tardamos unos 40 minutos en metro desde la parada de Lavender hasta el mismo Aeropuerto (T2).

Seguimos las indicaciones para el Jewel y en apenas diez minutos llegamos. El Jewel es un edificio de forma circular ubicado entre las terminales del Aeropuerto de Changi que alberga un gran centro comercial, pero la atracción principal es una cascada de 40 metros conocida como Rain Vortex rodeada del Valle del Bosque de Shiseido.

Rain Vortex

Visitar esta zona es totalmente gratuito y recomendamos, además, pasar por las diferentes alturas para ver la cascada desde todos los ángulos.

En el nivel 5 (L5) está el acceso al Canopy Park que incluye cuatro atracciones: Discovery SlidesFoggy BowlsPetal Garden y Topiary Walk. El precio es de 8 $ por persona, las cuatro atracciones están dirigidas hacia un publico infantil y, en nuestro caso, después de haberlas visitado nos parecen totalmente prescindibles.

En esta misma planta hay otras atracciones (canopy bridge, hedge maze, mirror maze, bouncing net y walking net) que se pagan por separado y su coste es más elevado. No las visitamos, os dejamos la información de la página oficial en este enlace.

En la planta baja del centro comercial hay una zona de restauración conocida como Food Republic, que es como un Hawker Centre, como sabemos que no vamos a llegar a la cena del avión compramos unas empanadillas en Old Chang Kee y la verdad que estaban super rellenas y nos gustaron bastante.

Nos dirigimos a la terminal 3 del aeropuerto, escanean aleatoriamente mi mochila, pero no pasamos ningún control de seguridad. Esta terminal nada tiene que ver con la moderna y comodísima terminal 4 en la que estuvimos el primer día.

En esta terminal, en cada puerta de embarque hay un escáner, así que pasamos el control de seguridad justo en el momento de embarcar, lo que conlleva también que nos tiren el agua que llevábamos preparada para el viaje.

El vuelo transcurre sin incidencias y regresamos según lo previsto a España.

Consejos y recomendaciones

  • Cambia poco dinero, prácticamente todo se puede pagar con tarjeta
  • En el metro no hay que sacar un billete, se paga directamente con la tarjeta de crédito o débito, pero necesitarás una por persona
  • Singapur es una ciudad cara, pero prácticamente todos los puntos destacados visitables son gratuitos
  • Recomendamos muchísimo pagar por el mirador SkyPark Observation Deck
  • Comer en los hawkers es la opción más económica, hay suficiente oferta como para contentar a todos los paladares
  • El agua de Singapur es totalmente potable

Mapa interactivo de Singapur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *