Cómo alquilar un coche en Cuba

Hay varias opciones para recorrer Cuba y desplazarse entre los puntos más turísticos del país: alquilar un coche, coger un taxi, viajar en coches colectivos, autobuses….

Aunque alquilar un coche en Cuba es extremadamente caro, teníamos claro que queríamos esta opción para movernos con total libertad y a nuestro aire en los trece días que teníamos para recorrer la isla.

Cómo alquilar un coche con Enjoy Cuba

El alquiler de coche no se puede realizar directamente en Cuba por lo que es inevitable hacerlo a través de un intermediario, en nuestro caso reservamos a través de Enjoy Cuba.

Una persona, William, nos contactó por WhatsApp y por correo electrónico.

Os recomendamos comprobar la disponibilidad del coche antes de comprar los vuelos.

Nosotros reservamos con una previsión de mes y medio, pero viajamos en temporada baja y el turismo todavía estaba afectado por la pandemia.

Cuánto cuesta alquilar un coche con Enjoy Cuba

Nuestra primera opción fue alquilar un económico mecánico, pero nos dijeron que no había por lo que no nos quedó más remedio que alquilar uno  económico automático.

Pagamos, desde España, en el momento de reservar 600 € (60 € por 10 días).

Una vez en las oficinas de Cubacar tuvimos que pagar obligatoriamente con tarjeta:

  • 200 € por el seguro del coche (a razón de 20 € al día)
  • 57 € por depósito lleno del combustible

No tuvimos que pagar ninguna fianza, cogimos y devolvimos el coche en La Habana por lo que no nos cobraron suplemento y no quisimos pagar por un segundo conductor (que suponía 3 € al día).

Es decir, el coche nos costó 857 € por 10 días de alquiler, aunque con el cambio de categoría pudimos rebajar 120 € el precio total.

Recogida del coche en las oficinas de Cubacar

Aunque intentamos recoger el coche en la Habana Vieja nos dijeron, al hacer la reserva, que no era posible y lo recogimos en las oficinas de Cubacar de Miramar.

Odalys, la anfitriona de nuestro alojamiento en La Habana, nos gestiona un taxi y por 900 pesos (6 €) nos acerca hasta las oficinas.

Finalmente, el día que fuimos a recoger el coche, nos dijeron que sí había mecánico y que además estaba inmediatamente disponible («sólo» tuvimos que esperar dos horas por una caída en la red de internet).

En el contrato escribieron «cambio a un económico mecánico por no haber disponibilidad de automático», con esta hoja reclamamos a Enjoy Cuba y en menos de una semana ya nos devolvieron el importe del cambio de categoría (120 €).

Nos esperábamos un coche básico como el que condujimos en nuestro viaje a Yucatán, pero la verdad que el coche tenía algo más de prestaciones y nos sorprendió para bien.

Nos dieron un Kia Picanto con 118.000 kilómetros, eso sí, el aspecto exterior era lamentable por la cantidad de golpes que llevaba.

Kia Picanto, nuestro coche de alquiler en Cuba

Devolución del coche en las oficinas de Cubacar

En Santa Clara fuimos victimas de una estafa y deliberadamente nos deshincharon la rueda del vehículo por lo que tuvimos que poner la rueda de repuesto.

Una vez regresamos a La Habana, nos dirigimos a las oficinas de Cubacar en el Hotel Parque Central, donde tenemos que devolver el coche. La persona que nos atiende nos dice que el arreglo de la rueda tiene que correr por nuestra cuenta, que no lo cubre el seguro (seguro por el que pagamos 200 € por 10 días) y que a estas horas el taller oficial está cerrado (el horario comercial de Cuba es de 9 a 17 horas) pero, que aunque él no es mecánico, cree que nos harán reponer la rueda entera que, según listado oficial, nos costará 75 euros.

Contactamos inmediatamente con William, nuestro contacto de Enjoy Cuba y nos presentamos al día siguiente en sus oficinas de El Vedado (es una casa detrás de la Embajada de Polonia) gestionaron con una llamada de teléfono el arreglo gratuito de la rueda y devolvimos el coche sin pagar nada extra.

Gasolina en Cuba

Las dos gasolineras que están por todo el país son Cimex-Cupet y Oro negro.

Los coches de alquiler utilizan gasolina especial y el precio está marcado y es igual en todo el país.

En noviembre de 2022 un litro de gasolina especial costaba 30 CUP (nosotros cambiamos 1 € a 150 CUP).

Antes de repostar hay que pasar por la ventanilla para preguntar si hay gasolina y pagar la cantidad que ofrecen. La gasolina se paga siempre en efectivo y en pesos cubanos.

Recorrimos 1300 kilómetros y nos gastamos 12 € en gasolina (sin contar el primer depósito lleno que pagamos al alquilar el coche y que fue a otro precio).

Cuba tiene un grave problema de desabastecimiento de gasolina que afecta a todo el país y, aunque no pudimos repostar siempre que quisimos, los coches de alquiler tenían preferencia.

A grandes rasgos nuestra experiencia con el repostaje fue la siguiente:

TRAYECTO LA HABANA – PLAYA LARGA (174 kilómetros). Vimos varias gasolineras, todas cerradas, sin combustible. En Playa Larga no hay gasolinera, pero nos recomendaron llegar a Cienfuegos, nuestra siguiente parada, por Playa Girón evitando así la autopista nacional por la que pasan más coches.

TRAYECTO PLAYA LARGA – PLAYA GIRON – CIENFUEGOS (114 kilómetros). Repostamos en Playa Girón 10 litros, la gasolina estaba racionalizada y reservada a los turismos de alquiler. Continuamos a Cienfuegos y justo en la entrada de la ciudad vemos una gasolinera, nos permiten repostar sin límite. En Cienfuegos se encuentran las refinerías del país.

TRAYECTO CIENFUEGOS – TRINIDAD (82 kilómetros). No echamos gasolina ya que hemos llenado el depósito en Cienfuegos.

TRAYECTO TRINIDAD – CAIBARIEN (162 kilómetros). Antes de llegar a Caibarién pasamos por Remedios y buscamos la gasolinera que vemos cerrada y sin combustible. Llegamos a Caibarién sobre las 13.30 y nos dirigimos a la única gasolinera que hay en la localidad, nos comentan que hay gasolina pero como en ese momento no hay luz no podemos repostar. Nos aconsejan volver a las 15 horas cuando esperan que la corriente se haya restablecido. Así lo hacemos, aunque no abren hasta las 15.30 esperamos pacientes y logramos echar gasolina (nos comentan que han estado 15 días sin combustible). Nos limitan a 20 litros.

TRAYECTO CAIBARIEN – CAYO SANTA MARÍA (62 kilómetros). Dentro del cayo Santa María hay una gasolinera y podemos llenar el depósito ya que sólo necesitamos 12.50 litros. Con este repostaje llegamos a La Habana seguro.

TRAYECTO CAIBARIEN – LA HABANA (331 kilómetros). Teníamos previsión de visitar Viñales lo que suponía 400 kilómetros más, pero por un problema en el coche finalmente lo descartamos. Como todo el mundo visita Viñales sabemos que no hay problema de combustible.

Conducir en Cuba

En términos generales las carreteras de Cuba están bien, en nuestra opinión la decisión de alquilar o no un turismo tiene que ir más ligada a la situación del combustible que al estado de las carreteras.

  • No pagamos ningún peaje.
  • Las carreteras en general están bien, el tráfico es reducido, por lo que si encontramos baches son fácilmente esquivables
  • La señalización de las carreteras es buena.
  • Los pocos coches que circulan lo hacen respetando las señales.
  • Condujimos despacio, rara vez superamos los 80 kilómetros por hora.
  • En las inmediaciones de las localidades hay que tener cuidado pues en los arcenes aparecen animales, gente en bicicleta, carros con caballos, gente andando…
  • El auto stop es algo habitual. Nosotros no subimos a nadie.
  • Nos pararon un par de veces en puestos de control fijos, pero sólo nos pidieron el carnet de conducir.

Mapa interactivo de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *